Noticias

Noticias

El IMAS convoca un consejo rector extraordinario para dar cuenta de las medidas adoptadas ante el aumento de llegadas de menores migrantes no acompañados

Lunes, 12. Febrero 2024

El pasado 5 de febrero se habilitaron espacios en la residencia La Bonanova para evitar la sobreocupación de los centros de acogida de estos menores

Según ha inormado esta mañana en el Consejo Rector Guillermo Sánchez, consejero de Bienestar Social del Consell de Mallorca y presidente del IMAS, desde el año 2021 la llegada de migrantes a las costas de Mallorca viene incrementándose de forma continuada, también en el caso de los menores migrantes no acompañados. El inicio de 2024 no ha supuesto un cambio en esta tendencia y a día de hoy las llegadas de menores migrantes no acompañados ya superan las registradas durante el primer trimestre de 2023.

Ante esta situación, y tras la indicación por parte de las entidades que atienden a los menores migrantes no acompañados de que la ocupación de los centros está cerca de llegar a su máximo, los responsables del IMAS habilitaron la pasada semana una serie de espacios en la residencia La Bonanova. Esta medida de carácter extraordinario no tiene ningún impacto en el normal funcionamiento de la residencia, ya que los espacios habilitados están separados, evitando la convivencia entre los usuarios de la residencia y los menores; de igual forma, tampoco afecta al personal de La Bonanova al ser las entidades las que se hacen cargo de los menores.

Se siguen buscando soluciones al problema de la falta de espacios y, en este aspecto, Guillermo Sanchez ha declarado que: «en los últimos meses, hemos trabajado y seguimos trabajando para poder hacer frente a la creciente llegada de menores migrantes no acompañados y ya hemos duplicado el número de plazas disponibles».

Desde el IMAS también se está trabajando en un programa de refuerzo para conseguir la integración de estos menores y, en los casos en los que sea posible, lograr la reunificación familiar, ya que, en muchos casos, estos menores cuentan con familiares que se encuentran en la Península o en Europa