Noticias

Noticias

Llegan los primeros usuarios en la novena planta de la residencia de La Bonanova

Jueves, 2. Abril 2020

El IMAS ha habilitado este nuevo espacio para acoger residentes de otros centros de mayores e ingresos de urgencia negativos en Covidien-19

El Institut Mallorquí d'Afers Socials  (IMAS) en coordinación con la Conselleria de Salut ha comenzado el traslado de los primeros usuarios que ocuparán la novena planta de la residencia de La Bonanova. La institución ha acelerado la puesta en marcha de este espacio, prevista para el mes de junio, con la intención de mejorar la atención a las personas mayores negativas en coronavirus y que residían en otros centros o que han tenido que ingresar en la red asistencial con carácter de urgencia.

En todos los casos se sigue el mismo protocolo; la Conselleria de Saludthace una propuesta de ingreso de pacientes negativos que se trasladan desde hospitales de atención intermedia, otras residencias o nuevos ingresos de urgencia y es el IMAS quien debe dar el visto bueno según las plazas disponibles . En total la novena planta de La Bonanova tendrá una capacidad para acoger hasta 68 usuarios.

En este sentido Javier de Juan, conseller de Drets Socials y presidente del IMAS, explicó que "se ha hecho un esfuerzo para adaptarse con urgencia este espacio". Añadió que "la planta se irá abriendo según las necesidades que se detecten y en un principio se habilitan 17 habitaciones individuales". De Juan ha detallado que "para poder atender estos 17 primeros residentes el IMAS ha hecho 12 nuevas contrataciones entre técnicos, cuidadores de atención directa y personal de servicio".
 
Los primeros ingresos han sido los de dos personas derivadas del hospital San Juan de Dios donde fueron trasladadas después de cerrar el centro Son Ametler donde residían hasta hace unos días. Se trata de dos mujeres de 71 y 89 años que, como el resto de los ingresos que se irán incorporando durante la jornada de hoy se les ha practicado el test del coronavirus y han dado negativo.

La reforma de la novena planta de La Bonanova, que ha tenido un presupuesto de 1,72 millones de euros, se incluye dentro de la primera fase de modernización de la residencia, que adecua el centro a la normativa vigente. La antigua planta se ha dividido en dos alas y un espacio central, con nuevas zonas comunes. Igualmente, se han creado 34 habitaciones que podrán ser doble o individuales dependiendo de las necesidades de los usuarios.

Todas las habitaciones disponen de salidas de oxígeno y baño accesible. Las zonas como partidas cuentan con un comedor, una sal de estar, dos baños geriátricos, un espacio aper recibir las visitas de los familiares y otro destinado a fisioterapia y terapia ocupacional.