Noticias

Noticias

El Consell destina 600.000 euros al programa de atención a la población en riesgo de urgencia social de Caritas

Miércoles, 4. Abril 2012

La presidenta del Consell, Maria Salom, ha presentado el contrato que ha firmdo la institución insukar con esta entidad para los próximos dos años
 

La presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, ha presentado este mediodía el contrato de servicios que la institución ha firmado con Caritas para el desarrollo de un servicio de acción de base en la población con problemática de riesgo de urgencia social y acción de voluntariado. La presidenta ha estado acompañada por la consellera de Bienestar Social y presidenta del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales, (IMAS), Catalina Cirer y el director de Cáritas, Antoni Vera.

Salom ha explicado que la colaboración de Caritas Diocesana de Mallorca con el departamento de Bienestar Social del Consell de Mallorca hasta el 2011 se vehiculaba mediante una subvención nominativa por valor de 300.000 €. En este sentido, puso de manifiesto que desde el Consell se han eliminado este tipo de subvenciones y se opta por reconducir las relaciones con las entidades mediante diferentes fórmulas, en el caso de Caritas, y por las especiales características tanto del entidad como del servicio que lleva a cabo se ha optado por un contrato de servicios.

En este sentido, se trata de un contrato con una duración de dos años prorrogables a otros dos, a razón de 300.000 euros anuales.

La presidenta ha puesto de manifiesto que se trata de un contrato de servicios que tiene como objetivo "acoger, atender y acompañar a las personas que están en situación de necesidad social o se encuentran en situación de riesgo de exclusión social en su propio entorno".

Salom ha añadido que desde este servicio "se elabora un Plan de Acción Individual para cada uno de los usuarios con los recursos personales, familiares, comunitarios disponibles para facilitar la resolución de las distintas problemáticas, se trata también de motivar para que quieran acceder a los recursos públicos más adecuados y ofrecerles el apoyo necesario para facilitar el proceso de inserción y normalización".

Por su parte la consejera de Bienestar Social ha añadido que la fórmula de contrato de servicio tiene, en este caso, una doble vertiente, ya que revierte "tanto en las personas que más lo necesitan, como en las entidades que trabajan con estos colectivos colectivos, ya que les da una estabilidad a la hora de planificar su actuación".

El director de Caritas ha mostrado también su satisfacción por la firma de este contrato y ha puesto de manifiesto su compromiso para continuar trabajando para mejorar la situación de los colectivos a los que atienden.