Noticias

Noticias

El IMAS reabre los centros de día para personas mayores y amplía el horario de visitas a las residencias al inicio de la fase

Lunes, 8. Junio 2020

En esta nueva etapa se permiten también las salidas terapéuticas de los residentes y se reanudan las formaciones presenciales de acogidas y adopciones entre otros

La entrada en la fase 3 de la desescalada en la isla de Mallorca prevista para este lunes supone un paso más en el camino hacia la nueva normalidad de los diferentes servicios y recursos del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS).

Los centros de día para personas mayores en situación de dependencia y personas con discapacidad que permanecían cerrados desde la declaración del estado de alarma, podrán reabrir sus puertas con un 50% del aforo, siempre que cumplan con los requisitos que marca la normativa y pongan en marcha todas las medidas higiénicas y sanitarias. Estos deben disponer de un plan de contingencia para hacer frente a posibles casos de coronavirus, aunque no es un requisito para su apertura. Desde la conselleria de Salud se encargarán de realizar las pruebas a los usuarios para descartar posibles casos de coronavirus.

Las instalaciones de servicio diurno integradas en los espacios de una residencia de momento continuarán cerradas. Se seguirá prestando apoyo telemático o presencial al menos una vez al día priorizando los casos con más necesidad tales como, mayor grado de dependencia y problemas de conciliación de la vida laboral de sus cuidadores.

También en materia de personas mayores, las residencias públicas que gestiona el IMAS aumentarán el horario de visitas para sus residentes, que a partir de ahora podrán recibir dos por semana de media hora de duración cada una de ellas, manteniendo las mismas medidas de distanciamiento social y protección que se han aplicado hasta el momento. Como se ha hecho hasta ahora, las visitas deben continuar solicitando mediante cita previa.

Asimismo, se empezarán a autorizar las salidas de los centros residenciales. En principio se tratará de salidas terapéuticas, siempre con un acompañante y tomando las medidas necesarias para asegurar que los mayores que residen en centros cuando salgan lo hagan de forma segura y teniendo en cuenta las medidas preventivas.

En cuanto a la dirección insular de Infancia y Familia, la entrada a la fase 3 afectará también diversos programas y servicios de esta área. Se reanudarán los seguimientos y las valoraciones presenciales de todos los casos del área. También se reiniciarán las formaciones presenciales para aquellas familias que quieran formar parte del banco de familias de acogida u opten por la adopción.

Por otra parte, con respecto a los menores en situación de acogimiento residencial, se ampliarán las salidas con las familias y en los que casos que las tengan autorizadas podrán retomar las pernoctas, que hasta ahora no se podían llevar a cabo.

Con la entrada y aplicación de la fase 3, la dirección insular de inclusión reanudará la actividad de los programas de capacitación para la inserción sociolaboral y de terapia ocupacional que habían quedado interrumpidos desde el inicio del estado de alarma .