Noticias

Noticias

El IMAS y la Dirección Insular de Deportes habilitan el polideportivo de San Fernando para proteger del coronavirus la gente que vive en la calle

Martes, 17. Marzo 2020

El Institut Mallorquí d'Afers Socials ha implantado un protocolo para adaptar las instalaciones deportivas y también los centros de la Red de Inclusión a las medidas indicadas por las autoridades sanitarias.

El IMAS y la Dirección Insular de Deportes del Consell de Mallorca en colaboración con la Federación Hotelera de Mallorca, mediante sus establecimientos hoteleros, y las entidades Hogar Sí, La Sapiència, Fundació Tardor y Estudi 6, han habilitado el Polideportivo de San Ferran para proteger del Covid-19 las personas que viven en la calle, consideradas unos de los colectivos más vulnerables a esta crisis sanitaria. El objetivo es que dispongan de un lugar seguro y reciban la mayor atención posible.

Personal de la Unidad Móvil de Emergencia Social, servicio gestionado por el IMAS que presta la Cruz Roja, que de manera habitual atiende las necesidades básicas de las personas que viven en la calle, se encarga de su traslado hasta las dependencias del polideportivo. La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) así como la Red de Inclusión Social han hecho llegar camas, mantas, toallas y otros productos de higiene y de primera necesidad para poder adecuar las instalaciones. Esto permitirá ampliar en 50 plazas más la Red de Inclusión. Para atender a las personas reubicadas, el IMAS ha contratado personal de refuerzo, en concreto se trata de 10 auxiliares de inserción social, 2 trabajadores sociales, 3 de personal de limpieza y 3 auxiliares de clínica que se repartirán en tres turnos (mañana, tarde y noche).

Asimismo desde la Dirección Insular de Inclusión Social ha activado un protocolo para detectar y evitar la propagación del coronavirus que se adapta a las medidas establecidas por parte de las autoridades sanitarias y que contempla la obligatoriedad de respetar la distancia mínima de seguridad, la suspensión de cualquier visita o actividad grupal y el seguimiento y traslado a un centro sanitario de las personas que presenten síntomas.

Alrededor de 200 personas viven a día de hoy en la calle en Palma. Aparte de estas, el IMAS atiende otros 362 en los cuatro centros que dispone la red de inclusión. 100 residen en Ca l'Ardiaca, 60 en Sa Placeta, 42 en Primera Acogida y 160 en Casa de Familia. Los protocolos para evitar el contagio del Covidien-19 se ha intensificado en todos estos centros. Se han extremado las medidas de higiene, se toma la temperatura de manera constante tanto usuarios como trabajadores, se han restringido las salidas y se han limitado los horarios de entrada y salida para las personas que hacen uso de estos centros pero que no residen.